Páginas vistas en total

martes, 11 de enero de 2011

34- CABAÑUELAS DE AMOR



Ya tengo el corazón puesto en barbecho
buscando que germine tu semilla
y una lluvia de amor por mi costilla
que hará brotar mil brotes por mi pecho.

Mi besana reclama su derecho
y el campo de mi tórax, siega y trilla,
una tormenta en besos. Maravilla
si Ceres y Eros pasan por mi lecho.

Espera mi horizonte fértil mano
de sol a sol. Mi tierra de secano
presiente que se acerca tu borrasca

de abrazos, que le servirán de abono
y limpiarán el alma de hojarasca.
¡Mi piel, mojada tierra, huele a ozono!