Páginas vistas en total

viernes, 25 de diciembre de 2009

24- SONETO PARA CELEBRAR UN ENCUENTRO CIBERNAÚTICO (A VICTORIA MATA, CON AFECTO)




Te llamaré Victoria, si prefieres.
Sin más, ese es tu nombre verdadero,
y hasta suena mejor, te soy sincero,
¡Victoria!¡Vencedora!. Si tú quieres,

por siempre entre los hombres y mujeres
haré de tu secreto tesorero,
dejando aquel apodo en el tintero,
entre trastos de olvido y mil enseres.

Por cierto, las pinturas ¿preguntabas?
Jamás vio Norma Jean traza tan fina
dibujando sus rubias cabelleras.

Y esa luz que a las geishas ilumina
resulta familiar, ¿tú dónde estabas
cuándo Diego* pintó "Las Hilanderas"?


*Entiéndase Diego Velázquez, cuyo nombre viene mejor al verso que su afamado apellido.

4 comentarios:

Victoria Mata dijo...

Querido Antonio, el Sol de Levante realmente ilumina este blanco amanecer del Norte con este soneto maravilloso que me hace llorar de emoción.

No puedes imaginarte lo sumamente agradecida y feliz que me siento con este espléndido regalo por partida doble.

No encuentro las palabras exactas para agradecerte.

Muchísimas gracias, amigo mío.

FELICIDADES.

Un GRAN ABRAZO INTERCONTINENTAL,

Victoria_____________

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Querida Victoria: En estos días los cielos cordobeses no están muy soleados, pero parece que los nublados, el reencuentro y tus pinturas me trajeron la inspiración necesaria.

Era mi intención sólo emocionarte pero si como me comentas has llorado es que el soneto está perfecto para ti y no necesita corrección alguna.

Me conformo con haberte agradado.

Un abrazo

El Capitán Escarlata dijo...

Noble regalo para una noble Dama.

Buen poema, mi Señor.

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Gracias mi Capitán.

La nobleza humana no puede ser obsequiada con otra estrofa que el grandioso Soneto.

Gracias por pasar. Feliz Año 2010 y que el Guadalete vaya bajando el nivel y os de un poco de respiro.