Páginas vistas en total

domingo, 21 de febrero de 2010

SONETO PARA TORAH BRIGHT (Campeona Olímpica de Snowboard)




Disputando a los copos su blancura
tu sonrisa emergió en el aguanieve,
y al desliz de tu tabla por la nieve
tu cuerpo austral se izaba hasta la altura.

Con juego de tobillo más cintura,
en un vuelo fugaz, ligero y breve,
llegaste Torah , donde nadie atreve
recortando en el cielo la figura.

Esquiadora sin par de mi Parnaso,
Vancouver te proclama campeona
derritiendo neveros a tu paso.

Y el oro merecido a tu proeza
del invernal Olimpo te corona
y le pone más brillo a tu belleza.

11 comentarios:

La Victoria dijo...

Resulta más que evidente que Torah es una gran merecedora del BELLÍSIMO SONETO que le dedicas, haciendo JUSTICIA A SU TALENTO Y SU BELLEZA, después del premio olímpico.

MUCHÍSIMAS FELICIDADES para LA GRAN DEPORTISTA y EL GRAN POETA.

Un gran abrazo,

La Victoria_______________

Candela Martí dijo...

Hermoso soneto, Antonio, en merecida dedicatoria a la gran campeona en belleza y destreza sobre la tabla.

Mis aplausos, poeta.

María Bote dijo...

Muy buen soneto y muy merecido por quien ha sido creado.
Felicidades.
Saludos. María.

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Gracias Victoria. Estaba en casa viendo en TV los JJOO de Invierno y apareció esta chica, muy guapa y con una sonrisa preciosa.

Busqué información en Internet y descubrí que es la antítesis de los practicantes de este deporte (catalogados -al menos antes- de algo marginales y fumadores de marihuana).

La información que encontré sobre ella, que tuvo que marcharse a USA tras la ruina de sus padres en Australia por una sequía, unido a que al parecer en los anteriores JJOO la clasificaron quinta algo injustamente, y su filosofía de vida (no fuma, no bebe alcohol ni café), su medalla de oro y la belleza que muestra en sus facciones (comprobable en múltiples fotos de la red) me despertaron la inspiración para componerle el soneto, que espero ella pueda leer algún día.

Un abrazo.

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Gracias Candela por comentar.

Ciertamente creo que es un muy merecido soneto para una joven bella y vitalista

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Gracias María: Entiendo que quieres decir "muy merecido por la persona para quien ha sido creado".

Un abrazo

María Bote dijo...

Exactamente, Antonio. Eso quería decir: merecido por la persona para quien fue creado.
No me expresé correctamente.
Saludos. María.

Darilea dijo...

La red es impredecible, ojalá caiga en las manos de Torah la belleza de tu soneto.
Es la primera vez que visito tu página, y me encantó.
Un saludo. :-)

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Desde luego que la red es imprescindible. Los prescindibles so los que hacen de ella un mal uso, como de cualquier cosa en la vida.

Te agradezco tu comentario en este soneto-homenaje.

Me alegra saber que te han gustado mis sonetos.

Carmendy dijo...

Hola Antonio, soy Carmendy.A través del blog de mi amiga María Bote, he pasado a visitar el tuyo.Me he quedado enamorada de tu poesía,qué maravilla de sonetos...
me encantan. Espero me permitas volver amenudo por tu casa.
Yo,hace muy poquito he abierto un blog,aún estoy aprendiendo.Por si te apetece pasar un día, te mando mi dirección:
www.toronjasdeluna.blogspot.com
1Gracias¡ y un besiko primaveral, desde Extremadura. Carmendy

Fernando dijo...

Amigo Antonio, poeta: gracias por leer mis sonetos. Tu elogio vale mucho por venir de ti,un increíble sonetista. La pieza musical es las Canción y danza Nº 6 de Frederic Mompou, y está interpretada por él mismo. Puedes encontrarla fácilmente en Youtube. Procura que sea la interpretada por él, porque es único en lograr ese sonido de campanario tan maravilloso. Un fuerte abrazo.