Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

38- SONETO PARA RECITAR ANTE UN LACTANTE RECIÉN BAÑADO (PARA PADRES RECIENTES)



Ni el íntimo perfume que la rosa
tan generosamente nos regala
se puede comparar al que se inhala
del cuerpo del bebé, que primorosa-

mente su madre baña y acicala.
Desprende la fragancia más hermosa
que llega del olfato silenciosa-
mente hasta el corazón, lo impregna y cala.

Que hay que ser, como Dios, un gran artista
para obtener con mínimo de aplique
aromas con la magia de ese instante,

y ni el más apreciado perfumista
destilará jamás con su alambique
la esencia de las pieles de un lactante.

6 comentarios:

María Bote dijo...

Me alegor infinitamente de volver aquí (hacía tiempo que no lo hacía) por tener el placer de leer y releer esta preciosidad de soneto que, me etrotae a cuando fuí madre y me hace volver a sentir sensaciones tan maravillosas que habitan en el recuerdo.

Mi aplauso y mi admiración para ti y, si el hijo es vustro, mi enhorabuena para los dos.

María

ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Gracias María. es para mi un gran honor oder haberte llevado de la mano de estos versos a aquellos tiempos tan entrañables. La imagen es una foto tomada de la red. Mis hijas ya están un poco crecidas, en cualquier caso vaya mi agradecimiento. Besos.

Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ANTONIO JIMÉNEZ LUNA dijo...

Gracias Natalia por tu comentario, que por desgracia veo eliminado al momento de contestarte. Un saludo.